OBRAS NARRATIVAS:

  • Mitos y Leyendas de Huánuco.-

Contiene un Mito y las leyendas de todas las provincias de Huánuco. Como muestra ubna leyenda del distrito de Margos.

ACOCOCHA Y URWAWANKA

Margos – HUÁNUCO.

En las alturas del caserío de Antil, comprensión del distrito de Margos, hay una hermosa laguna cuyo origen se atribuye a la encantadora pastora Aco.

Los antileños cuentan que en cada una de las faldas que bajan hacia la laguna, antes vivían dos jóvenes pastores llamados: Urwa, gallardo y de tez broncínea, y Aco, sumamente bella.

De tanto encontrarse pastando sus ovejas terminaron enamorándose. No podían vivir separados ni el uno ni la otra.

El aukillo que había observado estos menudos encuentros un día se les apareció. Con su barba blanca y larga sobre su tez arrugada y quemada por el frío, de por sí imponía respeto. Rompiendo el silencio y en tono sentencioso, les dijo:

-Yo conozco sus pensamientos y estoy leyendo sus corazones. Si en verdad quieren encontrar la felicidad, primero deben pasar esta prueba -dijo mirando la cima de ambos cerros, luego continuó– Deben llegar lo más rápido posible arriba, a la punta, pero sin voltear; en caso contrario, el castigo será eterno.

Los jóvenes que reconocieron al aukillo no atinaron a contradecirlo por temor a su cólera y sin protestar obedecieron.

Ambos comenzaron a escalar las faldas de los cerros pero el amor y la tentación hizo que Urwa volteara para ver a su amada, al hacerlo, instantáneamente fue convertido en una inmensa piedra; por su parte, Aco, tan luego llegó a la cima, volteó para ver si su amado ya había llegado, al no ubicarlo, descorazonada rastreó minuciosamente con la mirada, y muy abajo, sobre la pampa distinguió al aukillo que en medio del fuego se diluía, mientras que Urwa convertido en piedra le contemplaba.

Acongojada y llena de angustia, gritando y maldiciendo al anciano intentó bajar para encontrarse con Urwa, pero sus lágrimas fueron cubriéndola el cuerpo hasta que sintió asfixiarse bajo las aguas, ya que se había convertido en una laguna.

Desde aquel entonces la laguna tomó el nombre de Acococha y a la gigantesca piedra hasta hoy se le conoce con el nombre de Urwawanka.

Los antileños que pasan cerca de la laguna, sobre todo por las noches, refieren que se les presenta una mujer llorando y enseguida desaparece.

La primera edición fue publicada en 1978

Ediciones posteriores:

Fue editada por la Editorial San Marcos, como una de las obras de la Colección Literaria Huanuqueña Contemporánea.

En 1911 se publicó la 7ma. Edición.

MITOS Y LEYENDAS DE HUÁNUCO

Octava Edioción 2014

libro-mitos-l8

Mitos y Leyendas de Huánuco 2016

Narraciones Andinas

Primera Edicin 1991- Contiene leyendas y cuentos de la Región Huánuco. FRUTA GAGA es una leyenda del distrito de Sillapara, provincia de Dos de mayo.

FRUTA GAGA

Sillapata – Dos de Mayo

    La quebrada de Fruta Gaga está ubicada en el caserío de Progreso, distrito de Sillapata, provincia de Dos de Mayo. En este lugar, muchos años antes abundaba la zarza silvestre. Una niña que gustaba saborear estos frutos se subía por entre las rocas y allí vivía entre las zarzas a pesar de la prohibición de su padre. Siempre aprovechaba el menor descuido o urdías cualquier pretexto con el fin de saborear su fruta preferida.

    El padre que no podía cómo contener a su hija, un buen día montó en cólera y le prohibió terminantemente que se subiese a las peligrosas rocas, en caso de desobedecer sería castigada con trabajos pesados como si fuera un varón.

    La niña no hizo caso a los consejos y amenazas de su padre; mas bien, aprovechando que él estaba en la chacra, se subió a la roca más escarpada para saborear las zarzas.

El padre que había vuelto muy temprano del trabajo, al no encontrar en casa a su hija, con la sangre que le hervía, lleno de cólera fue en busca de ella. Al encontrarla trepada en la roca más alta, en medio de las zarzas, gritó con rabia. La niña al ser sorprendida, con la desesperación, bruscamente dio la vuelta, instante en que perdió el equilibrio y resbaló por la pendiente, y cuando se precipitaba tierra, ante la desesperación de su padre, se quedó enganchada entre las ramas de una zarza, al filo de la quebrada. Tayta jirka que estimaba a la niña, para no perderla, la transformó en piedra.

Hoy, a este lugar se le conoce con el nombre de Fruta Gaga por la abundancia de zarzas. Y como evidencia de la voluntad del jirka se observa a la niña convertida en piedra suspendida al borde del precipicio.

  • Tradiciones huanuqueñas :

Segunda Edición 1995. Fue auspiciada por la Municipalidad de Huánuco.  Para saborear y distraernos JUICIO EN LA CORTE CELESTIAL es un juicio de nunca acabar.

JUICIO EN LA CORTE CELESTIAL

Esto ocurrió hace muchísimos años atrás, en aquellas épocas en que en Huánuco no se conocía el carro y cuando nuestros abuelos aferrados al duro lomo del asno ascendían las escarpadas cumbres o llegaban descendiendo por los caminos zigzagueantes hasta este valle del Pillco.

En una ocasión los comuneros de Ñauza trajeron a su Santo Patrón San Antonio a fin de que fuera retocado por un escultor radicado en Huánuco ya que en la fiesta de la comunidad, por descuido, había sufrido graves quemaduras.

El escultor, con suma paciencia y conocedor de  arte, compuso el rostro y el cuerpo del santo. Tanto fue el interés que puso, que en su nuevo estado, artísticamente había superado largamente al original.. Para ganarse la admiración y el clientelaje, por lo acabado de la obra, improvisó un mostrador en la puerta que daba a la calle y sobre él exhibió al santo.

Cierto día, sin que pudiera evitarlo, en un momento de confusión, repentinamente, casi atropellando la puerta, ingresó desbocada una burrita, y por detrás, rebuznando, a galope le perseguía el macho. Los animales tropezaron inevitablemente con el mostrador y San Antonio cayó de bruces al suelo. Tal habría sido el golpe que se hizo en mil pedazos.

Atónito, sin todavía salir de su estupor, el escultor,  con los ojos desorbitados no atinaba qué hacer. Al ver los restos del  santo regados por el suelo, una sola idea le martillaba su mente: ¡Matar! Cogió un palo y enfurecido descargó su ira sobre el borrico; pero, a pesar de que el palo se astillaba sobre su lomo no salía el maldito animal, hasta que de repente, la burrita salió veloz seguido del macho que le perseguía.

El escultor acudió de inmediato ante el Juez a demandar a los dueños de los animales a fin de que repusieran la irreparable pérdida. La autoridad estudió el caso con sumo cuidado y dio el fallo en el sentido que los dueños no tenían ninguna culpa.

El demandante, que era el más perjudicado, acosado por las autoridades y comuneros de Ñausa, que al saber esta tragedia habían acudido en masa hasta Huánuc, pidió la apelación ante el Juez Superior.

Luego de una semana de insistente gestión e impaciente espera, el Juez Superior, mortificado por este caso, expidió la siguiente Resolución:

Visto el expediente en tantos folios (…);

CONSIDERANDO:

Que se trata de santos y que la justicia corresponde al Divino; además, no habiendo testigos en la tierra;

SE RESUELVE:

1º Concédase la apelación ante la Corte Celestial.

            El escultor ya hace mucho tiempo murió. Los comuneros ya casi han olvidado este infausto suceso y ya tienen otro santo; sin embargo, hasta hoy se sigue esperando el fallo de la Corte Celestial.

  • Huaracuy

Primera edición 1990- Contiene cuentos y leyendas. Precisamente esta leyenda HUARAKUY (Warakuy) está tan generalzada en sus difereentes variantes en los distritos de Amarilis, santa María del valle y Chinchao.

                                                 WARAKUY

                        Malconga – Huánuco

Al Este de Huánuco, detrás del cerro San Cristóbal, en la comprensión del Centro Poblado Menor de Malconga, reposan las tenebrosas y oscuras aguas de la laguna Manka Pozo.

Cuentan que en esta laguna, aprisionada por los cerros, vive una enorme y horripilante serpiente que cuida los cuantiosos tesoros  que se guardan en su lóbrego y sombrío lecho.

A este animal monstruoso con cuerpo de serpiente alada y cabeza mezcla de puma y ternera, que muchas personas aseguran haber visto, lo llaman warakuy.

Se hace visible en cualquier momento, incluso a pleno sol, cuando se le interrumpe su tranquilidad; pero, generalmente aparece muy a menudo en las épocas de invierno.

Cuando luego de una lluvia, el sol irrumpe sus tétricas aguas, las olas se agitan y de entre el remolino surge la figura del warakuy que con una fuerza extraordinaria salta veloz cual un rayo y clava sus dientes sobre el Huallaga transformándose en un enorme arco iris.

En una ocasión las aguas de la laguna se embravecieron luego de una torrencial lluvia, se agitaron tan fuerte que el remolino  surgido desde su interior produjo gigantescas olas y en medio de un sonido atronador se  desbordó.

Las aguas, cual inmensas corrientes llenas de furia, con la cabeza encrespada, dando enormes saltos, de tumbo en tumbo y arrasando todo cuanto encontraban a su paso, como viento huracanado, llegaron hasta el Huallaga.

En aquella ocasión, la gente aseguró haber visto al warakuy que iba como volando sobre la cresta del huayco, conduciendo con su enorme cola las aguas que corrían tras él.

Aquel huayco arrasó uno de los flancos del San Cristóbal. Las inmensas piedras y el lodo dejado a su paso son mudos testigos de la ferocidad del warakuy.

Desde aquella fecha las gentes comentaban que el warakuy era hijo del Jirka en una mujer soltera. El Aukin se había burlado de ella, dándole por hijo enormes serpientes aladas para que cuidara sus tesoros en las profundidades de los manantiales o en el lecho de las lagunas.

*Anécdotas y adivinanzas quechuas huanuqueñas

Primera Edición en 1989. Las anécdotas son curiosas de a aquellos hechos ocurridos en nuestro Huánuco.

UN  NOMBRE KILOMETRICO

    Muchos años atrás, cuando no había camino carretero que llegara a este valle, después de atravesar una serie de penurias, llegó hasta la tierra de los pillcomozos un señor que había hecho fortuna en las minas de Cerro de Pasco, cuyo nombre era demasiado extenso que hasta el cristiano más inteligente, a primera vista, difícilmente podía repetirlo. Era un nombre verdaderamente kilométrico; ¡vaya, si a algún papá, ahora, se le ocurriese llamar así a su hijo! Nuestro personaje era nada menos que: Sebastián Segundo Saturnino Sacramento Santiesteban San Miguel Santa Cruz Seráfico Sevillano Salvatierra y Susaníbar.

    Era un nombre que despertaba curiosidad, otras veces, los incrédulos lo consideraban como una mofa; pero él, serio y seguro de sí, no se avergonzaba, por el contrario, era su costumbre, que cada vez que se presentaba ante alguien, pronunciaba fuerte y claramente todos sus nombres sin que le faltara ni uno.

    Ese día de su llegada a Huánuco, era casi ya entrada la noche. El hombre estaba tan cansado y mojado por la incesante lluvia de todo ese día, pues, jinete y caballo chorreaban de sudor y agua. Al llegar a una esquina preguntó por un hotel. El individuo interpelado, luego de observar el apero y al  animal enjaezado de plata, señaló el mejor hotel de esa época, ubicado  en   el  barrio de  El Batán, de propiedad de un chinito.

El hombre espoleó su caballo, quien encabritándose y con  pasos sonoros avanzó  ligero por las calles  empedradas. Al  llegar  al hotel, el jinete pensó que al fin podría descansar después del  largo viaje. Tocó la puerta y el chinito contestó, desde adentro, sin abrirle:

    -¿Quién es?

    Nuestro personaje contestó con esa su acostumbrada característica:

    -Sebastián Segundo Saturnino Sacramento Santiesteban San Miguel Santa Cruz Seminario Sevillano Salvatierra y Susaníbar!

    Al escuchar la inmensa relación de nombres, el chinito respondió:

            -¡Oh!, no habel alojamiento pala tanta gente!

 

 

 

 

Las ADIVINANZAS en quechua o runa simi son sabrosísimas, tienen mucha picardía.

Jatun pampacho                                                            

simita jitaraykan.

¿Imaraq?

En una pampa grande

una semita está arrojado.

¿Qué será?

Respuesta =  UPUP – ogilbmo

Verde saco

yuraq pantalón.                                                  

¿Imaraq?

De saco verde

y pantalón blanco.

¿Qué será

Respuesta = ALLEUBEC –  allobec

 

Ampimpa,                                                             

Paqaspa,                                                                    

junaqpa

qayaraykalla.

¿Pitaq ka?

De noche,

de madrugada

y de día

estoy llamando

¿Quién soy?

Respuesta = UYAM – oir

Chusku tashtashyadas                                                       

juk mushmushyada

ishkay chacharis

y juk bandera.

¿Imaraq?

Cuatro tashtashiadas

una mushmushyada

dos chacharis

y una bandera.

¿Qué será?

Resspuesta = OGLLA  – orrep

Segunda Edición  en 1998

Adivinanzas

 ADIVINANZAS QUECHUAS se publicó el 2014

*Nunca digas que no.-

La primera edición se publicó en 2004. Contiene cuentos, leyendas, tradiciones y anécdotas. Aquí como muestra va una anécdota:

«PUCRUC»

 A don  Germán Dávila Castro

Fue un personaje pintoresco de Llata. Decía ser hijo de Antush y Lucha, pero nadie le creía; sin embargo todos sabían que era nieto de la curca Flora. Pasaba sus días caminando por las calles y más de las veces fastidiando a los comerciantes. No tenía oficio ni ocupación; era especialista en «matar el tiempo».

Los llatinos, un tanto intrigados y curiosos le preguntaban:

– ¿Por qué te llaman «Pucruc»?

Y él, sin inmutarse respondía:

– Cuando yo nací, caí al pellejo negro de mi abuela, ¡pucruc!, diciendo.

La respuesta, además de ser sarcástica provocaba risa, y  la gente se reía a carcajadas por el origen de este nombre tan raro y singular.

En una ocasión los policías hicieron una batida por las cantinas y las calles. Muchos estudiantes que aquel día se habían hecho la «vaca» habían caído, pero entre ellos, el que más destacaba era «Pucruc»; por eso fue el primero en dar sus generales de ley y el primero en ser interrogado.

El policía, luego de escuchar las mismas explicaciones de siempre y las mismas disculpas, conmovido le dijo:

-En vez de pasearte por las calles, ¿por qué no estudias?

«Pucruc», como aguijoneado con una puya filuda contestó:

-¡El estudio, señor policía, se ha hecho sólo para los brutos!

Ante semejante respuesta y ya no sabiendo qué hacer ante un caso perdido, el policía, con la cara roja de ira, le apuntó con el dedo índice, y con la interjección más áspera pronunciada por sus labios, lo echó de la comisaría.

Segunda Edición: 2009.

 

ENSAYOS:

  • Breve antología de la literatura huanuqueña y orientación Pre Universitaria

La primera edición se publicó en 1996. Contiene una antología mínima tanto en prosa como en verso de autores huanuqueños, así mismo la relación de autores y sus obras aparecidas en Huánuco hasta 1966 , más una orientación de lo que deben hacer los alumnos que van a postular a los Institutos Superiores como a las universidades.

  • Breve Antología del periodismo huanuqueño.-

  •  Es un ensayo sobre las primeras manifestaciones periodísticas en Huánuco.

A la fecha  ya se ha concluido la obra “Síntesis de la Historia del periodismo huanuqueño” que por falta de fondos económico aún no se publica. Contiene: La historia del periodismo huanuqueño desde sus orígenes, ya sea a través de la prensa hablada (radial), erscrita (revistas y periódicos) y televisiva (TV). En el caso de la prensa escrita estrá ilustrada con las revistas y periódicos aparecidos en nuestro medio y las provincias de Huánuco.

SABER Revista del C.N. “Leoncio Prado”

ESBOZO HISTÓRICO DEL  PERIODISMO          HUANUQUEÑO

Las primeras manifestaciones de expresión fueron sin duda alguna los murales (Arte Rupestre) de la época Pre-hispánica. Las Quillcas que abundan en esta parte de nuestra patria, impregnadas sobre las rocas de las cuevas de nuestros antiguos habitantes, son mudos testigos de lo que el hombre quiso decir o expresar sus pensamientos a través de las figuras o símbolos. Así lo atestiguan las quillcas de Llanto Llanto y  Asiaq Machay,en Margos; Quellay Machay, en Huallanca; Muchuy yacu en Huayllakayan, Kichki; Quillca o Quellca Rumi y Marabamba, en Huánuco; Cunkush y Gallo Waganán, en Cayna; Pucacocha Chico, Wálmish machay, Cuerno Torcido y Escalón en Tomayquichua; Paraj, en San Rafael; Jaca machay en Llata; Yuquish machay, Torno Machay y Quillcay Machay, en Singa; Yana machay, en Punchao; Yachay Pintash, en Miraflores; Llama Llama, en Tantamayo; Rumi Machay, en Sillapata; Peñón de Diablo Rumi, en Huacaybamba; Torja ushnoy, Jircán, Pillcocancha y Arawilca, en Rondos; Quichkimachay, Telarmachay, Dioblomachay y Pucacruz, en Cauri; Hornomachay, en Jivia; Aparan, Liuyag Machay e Ichik Yanao, en Huarín; Guellaypirhua, en Caramarca; Shinchapata, Intipintashga, Altosmachay, Algaytanan, Diablomachay, en Baños; las Cuevas de Ucurragra, en Marañón; y otros más que faltan investigar.

    Con el discurrir del tiempo hubieron otras manifestaciones, tales como el “pregón” que surgió en el incanato. Desempeñaba este cargo el que tenía la voz  más fuerte, pues escogía los lugares más elevados que habían en los pueblos y desde allí comunicaba a la población los acuerdos del ayllu o la comunidad. Esta costumbre aún se practicaba en las comunidades en las primeras décadas del siglo pasado. En la época de la república todavía nos queda en nuestros días el pregón que ha sido reemplazado por el “bando”, donde un individuo lee en voz alta en las esquinas de cada cuadra los acuerdos de las autoridades para dar a conocer a la población. El “bando” se practica en los carnavales, donde se evoca a “Don Calixto”.

El Espectador

En las revoluciones, desde el levantamiento de Illa Thupa, pasando por el alzamiento de los llatinos en 1777, el levantamiento de 1782 en Huallanca y en 1807 en Chavín de Pariarca, hasta llegar a la Revolución de 1812 con Juan José Crespo y Castillo a la cabeza, la Jura de la Independencia el 15 de diciembre de 1820 , y las gloriosas gestas de Junín y Ayacucho en 1824, indudablemente hubieron medios de comunicación, unas veces verbales al llevar los recados, otras veces escritas y otras manifestaciones como avisos, folletos, volantes.

    Se dice que antes de 1820 llegó la primera imprenta a Huánuco, donada a la congregación franciscana por el obispo del Cusco José Pérez Armendáriz. Esta imprenta que era de madera al ser supresos los conventos pasó al Colegio de Ciencias, hoy CN “Leoncio Prado”.

    Ezequel Ayllón señala que en 1811 se imprimió un “Catón Cristiano”. En 1824 se imprimió una despedida militar en verso y volantes, folletos, arengando al pueblo por la causa de la libertad.

    El periodismo propiamente dicho recién aparece el año de 1865 al imprimirse el primer periódico denominado EL ECO DEL HUALLAGA, que tuvo una corta duración.

    En 1869 el Obispo de Huánuco, Monseñor Manuel Teodoro del Valle imprimió una carta Pastoral.

    En 1876 apareció el periódico EL CORREO DE HUANUCO que a partir del No. 100 cambió por EL REGISTRO OFICIAL DEL DEPARTAMENTO DE HUANUCO, ese mismo año.

La imprenta que funcionaba en Puños, Propiedad de Mariano C Quispe

En 1878 apareció uno de los periódicos más importantes de Huánuco entre fines del Siglo XIX y comienzos del Siglo XX. Fue un periódico eminentemente político ya que apoyaba al General Cáceres y a la política liberal del caudillo Augusto Durán. Este periódico denominado EL HUALLAGA fue destruido al darse la revolución de Don Augusto B . Leguía. Posteriormente reapareció en forma sucesiva con diferentes Directores en los años 1902, 1906, 1945, 1963 y 1970 (II, III y IV Epoca). Últimamente, aunque desligado de los anteriores, en 1981 apareció con el mismo título, en un formato más pequeño.

    En 1879, durante la Guerra con Chile, indudablemente, la prensa jugó su papel. A los periódicos EL HUALLAGA y al REGISTRO OFICIAL DEL DEPARTAMENTO DE HUANUCO habría que agregar EL ECO DE HUANUCO y LA EPOCA.

Merece mención especial el ECO HUAMALIANO, periódico que apareció en el distrito de Puños, provincia de Huamalíes, un 15 de noviembre el año de 1891, aunque otros suponen  que  apareció mucho más antes, en 1875. Es importante resaltar el valor de este periódico porque fue dirigido por el  puñosino Don Mariano Quispe. Según los datos, Puños sería el primer pueblo, después  de Huánuco,  donde  se  instaló la primera imprenta;  pues, a pesar  del medio y  la época imperante se editó este periódico, que además publicó los libros: “Manual y Formularios de Jueces de Paz” del Dr. La Madrid; “Sistema Métrico” de Santos E Jaimes; además se publicaron Códigos y Reglamentos.  En 1948  la  “Imprenta Quispe” de Puños,  fue llevada a Llata, al Centro Educativo de varones Nº 381, luego al Colegio Nacional Mixto de Huamalíes, donde fue puesta en funcionamiento, pues publicaron los periódicos “Amauta”, “Voz Andina” y otros. Hoy,  no se conoce a ciencia cierta su paradero. Su hallazgo muy  bien puede  significar  la reliquia histórica  y cultural de Huamalíes.

    Más  tarde aparecieron en Huánuco otros periódicos, siendo los más importantes: EL MAYRO, LA JUSTICIA, EL HERALDO, LA VOZ DE HUANUCO, EL PUEBLO, EL ESPECTADOR, EL TIPOGRAFO, LA OPINION, entre otros.

    Muy pocos se han preocupado por hacer una investigación del proceso y desarrollo del periodismo huanuqueño y si lo han hecho no ha habido seriedad. Así tenemos:

    El abogado Juan Ponce Vidal, en el “Survey del Potencial Económico y Social de Huánuco”, a través de la investigación de Don Julio Marín Orna, supone que “LA OBRA” habría sido el primer periódico editado y puesta en circulación, luego de ser impreso en la primera imprenta llegada a nuestro medio que perteneció al Colegio Central de Minería, según los informes recopilados de labios de Don Nicolás Vizcaya. Esta afirmación no es cierta, ya que “LA OBRA” (Semanario independiente) cuyo Director y Editor fue Don Juan F. Coz se editaba en la Calle Lima (hoy Dámaso Beraún) No. 106, y recién apareció el año de 1920, según me consta por el ejemplar de cuatro páginas, de 22 cm. de ancho por 33 cm. de largo Año I del 15 de junio de 1920.

  • HUÁNUCO: Sinopsis Literario, Histórico, Geográfico, Folklórico y Biográfico”

Primera edición 2001. Lo que el libro persigue es que los huanuqueños debemos cultivar y conocer lo nuestro.

LA REVOLUCIÓN DE  1812

    El papel protagónico de esta revolución recayó en los hombres del  pueblo y algunos mestizos de Huánuco y pueblos aledaños. El pueblo se rebeló ante el exagerado abuso de quienes gobernaban por aquel entonces. La historia señala a estos malos funcionarios: En el Partido de Huánuco, al Mayor Diego García; en el partido de Panao, al Capitán Alonso de Mejorada y en el partido de Huamalíes, a don Manuel del Real. Estos eran los mandones que emparentados con el cura Llanos atropellaban todos los derechos sin que nadie pudiera hacer algo. El abuso y la prepotencia generó el descontento popular y se planificó la toma de la ciudad de Huánuco, que estuvo a cargo de los aguerridos panatahuas, luego se formó un gobierno revolucionario a cargo de los mestizos y criollos. El ideólogo de este gran movimiento, sin duda fue el sacerdote Fray Marcos Durán Martel.

Escenificación del fusilamiento de Juan José Crespo Castillo

Una mañana del 22 de febrero de 1812, cerca de 500 indios de los pueblos de Panao, Malconga, Santa María del Valle, Acomayo, Pillao, Chu­ru­bamba, Pomacucho y Pachabamba, capitaneados por Pedro José Zevallos, José Coronel, Santiago Figueredo, José Sánchez, Antonio Flores, Gregorio Espinoza, Manuel Beraún, Asencio Castillo, armados de palos y hondas llegaron al puente de Huallaupampa (Huayopampa), e iniciaron la confrontación con los  españoles. El Sub Delegado envió a sus soldados con 20 rifles al mando del Alférez Agustín Pérez. El Alférez, para amedrentarlos, pasó a la otra banda del río, pero allí fue capturado y muerto a pedradas. Se dice que hubieron muchos muertos los mismos que durante la noche fueron arrojados al río. Aprovechando la noche, un buen grupo de indios, luego de haber pasado a la otra banda del río (hacia Huánuco),  se habían parapetado en los cerros cercanos a la ciudad, y según otros eran los indios de los pueblos de Huarapa, Tambogán, Quera, Llacón y Rondos. El 23 de febrero el ataque se dio desde dos frentes. Los españoles al verse rodeados huyeron abandonando sus casas con dirección a Cerro de Pasco; muy pocos fueron los que se quedaron y se refugiaron en las iglesias y conventos.

-El liderazgo de José Contreras.- Luego de cruzar el puente, José Contreras,  mestizo natural de Quera, condujo a los indios a la ciudad bajo el grito de «¡Posesión! ¡Posesión! ¡Posesión!» y mandó saquear el cuartel, la casa de los españoles y las tiendas, y con el alcohol que encontraron festejaron sin control. El saqueo duró del domingo 23 hasta el lunes 24 de febrero.

    Como en Huánuco no habían autoridades, el 26 de febrero, Domingo Berrospi, convocó una reunión de vecinos en su casa para nominar a las nuevas autoridades. Al finalizar la reunión salieron elegidos: Sub Delegado, Domingo Berrospi; Alcalde de Segundo Voto, José Ruiz; Síndico Procurador General, Juan José Crespo y Castillo; Comandante de Caballería, Manuel Tafur.

Domingo Berrospi, una vez hecho autoridad, a través del Alcalde Pe­dro Espinoza mandó apresar a José Contreras, el líder de los chupachos y panatahuas, bajo el cargo de haber incitado al saqueo fue conducido a la cárcel, pero como este lugar no era seguro, lo mandó conducir a su hacienda de Andabamba. Al saber que los indios iban en pos de su rescate, sus guardianes Pedro Rodríguez, Miguel Darío y Tomás Díaz, por orden  de Domingo Berrospi,  lo asesinaron y su cadáver lo arrojaron a las aguas del río Huallaga. De esta manera Berrospi se convirtió en traidor a la causa de la revolución. Por esta razón, el 2 de marzo, la población reunida en la Plaza Mayor, desconoció a Berrospi y aclamó como jefe y caudillo del movimiento revolucionario a Juan José Crespo y Castillo.

Primeras acciones en Ambo.- El 4 de marzo cerca de 2 000 patriotas arribaron a Ayancocha, cerca de la ciudad de Ambo. El 5 de marzo, José Rodríguez, ante la resistencia de los realistas en Ambo, ideó cruzar el río en la noche (por Huácar) y atacar por la retaguardia. Este plan costó muchas vidas, sin embargo triunfaron los patriotas. Los españoles abandonaron la ciudad y huyeron hacia Chaucha. Las fuerzas patriotas, triunfantes, saquearon la ciudad y mataron a palos a un criollo y a un catalán. Al conocer este triunfo, el Partido de Huamalíes se aunó al movimiento. Norberto Haro había dispuesto concentrar las fuerzas de los pueblos vecinos en Huánuco Viejo. Así la revolución creció en los Partidos de los Panatahuas y parte de Conchucos.

El encuentro sangriento en  Arcopunco y Ayancocha.- Por su parte, el Intendente de Tarma, José Gonzales de Prada, el 17 de marzo llegó a lascercanías de Ambo. Vieron que el puente estaba destruido y se propusieron reconstruirlo para dar paso a sus tropas. A la mañana siguiente, mientras cañoneaban a las posiciones patriotas tendieron el puente y lograron cruzarlo. En las Pampas de Ayancocha el encuentro fue desigual. Las hondas y algunas escopetas nada pudieron hacer frente al ejército español. No se sabe con exactitud cuántos murieron en Arcopunco y Ayancocha. Los sobrevivientes, con Crespo y Castillo a la cabeza, huyeron a Huánuco, y en las fal­das del Visacaca trataron de ofrecer resistencia, pero al no contar con apoyo suficiente abandonaron el lugar y se internaron a las selvas de Monzón.

Persecución,  apresamiento y sentencia.- Gonzales de Prada ingresó a Huánuco e inició la persecución. Fueron apresados los líderes más prominentes y el Tribunal de Guerra encontró responsables a gran número de huanuqueños. Los primeros días de junio de 1812, la Real Audiencia dictó sentencia: José Crespo y Castillo y José Rodríguez a ser fusilados; Norberto Haro, condenado a la pena de horca; Fray Marcos Durán Martel, deportado definitivamente del Perú y a prestar servicios por 10 años en un hospital de España; y otros más a distintas penas.

La inmolación.- El 14 de setiembre de 1812, en la Plaza Mayor de Huánuco, junto a la Catedral fueron ejecutados los caudillos revolucionarios, escribiendo con su sangre páginas gloriosas para la posteridad. Crespo Castillo antes de morir pronunció estas premonitorias palabras: «Muero yo, pero mil se levantarán para ahorcar a los tiranos ¡Viva la Libertad!

 

  • Animación a la lectura.-

Es un ensayo pedagógico y busca que el docente sepe animar la lectura. Aquí un resumen:

APLICACIÓN DE ANIMACIÓN A LA LECTURA

LA DIOSA DEL AMOR

Una noche de luna, en medio de un calor sofocante, dos jóvenes sorprendieron a una bella mujer, completamente desnuda, que dormía profundamente junto a un hermoso remanso. Ellos creyeron que estaba muerta por lo que dieron aviso a los vecinos del lugar, cercanos al camino. No sabiendo de quien se trataba fueron a verlo. El silencio y la soledad se llenó de murmullos por lo que la joven se despertó. Al verse rodeada, rápidamente se introdujo en las burbujeantes aguas del río y desde allí, ante el asombro de los curiosos, les dijo:

-Nunca, hasta ahora, nadie llegó por aquí. No me gusta que me interrumpan mi reposo en mis noches de luna. Quiero vivir en paz. ¡Aléjense!. Si me obedecen, colmaré de bienes este lugar, en caso contrario, se arrepentirán.

Seguidamente se hundió entre las aguas y desapareció. Temerosos de que cumpliera con su sentencia acordaron no fastidiarla.

Desde entonces, todas las noches de luna llena, cual una diosa, salía a dormir a la orilla del río. Los vecinos no se atrevían ni acercarse, sólo lo miraban desde lejos.

La selva se pobló de animales, de insectos, de peces, de aves. Las pavas blancas, tan mansas, como si fuesen de plata, vivían debajo de los árboles. Era la morada de la Diosa del Amor.

Todo este encanto se rompió debido a la imprudencia de unos forasteros. Al enterarse que la hermosa joven salía a descansar a orillas del río, una noche decidieron atraparla y hacerla suya. Así fue. Al sorprenderla profundamente dormida se abalanzaron hacia ella. En ese instante la selva se iluminó y la luna empezó a brillar como el sol  en medio de un bullicio ensordecedor. Ella, haciendo mil esfuerzos se zafó de las manos de sus captores y se introdujo en las aguas del río, y allí en la poza se quedó petrificada para siempre.

A partir de aquella fecha desaparecieron los animales y las pavas también. Sólo quedó un recuerdo: El cuerpo petrificado de la Diosa del Amor.

 ALGUNOS JUEGOS:

A.- ¿ESTO DE QUIÉN ES?

 Se dibujan en una cartulina los vestidos de los personajes tales como: hojas, burbujas, cabellera larga, pantalones, etc.;  luego se pregunta: «Esto de quién es» y los niños van contestando

B.- SE ESCAPARON DEL CUENTO

Se invita al niño que muestre la ilustración del pasaje y se preguntará si pertenece al cuento y a qué parte del texto. Habrá ilustraciones que no pertenecen al cuento; entonces, son los que se escaparon de otro cuento

C.- ESTAN O NO ESTÁN

Dos jóvenes                              La Diosa del Amor                             La bella jove

El niño atrevido                        La sirena                                              El amante de la Diosa

Los vecinos                               Unos forasteros                                   El joven Kúnyag

Las vecinas del lugar              Los enamorados                                 Las pavas

D.- FRASE FALSA

Una noche de luna, en medio de voces y cantos de aves (de un calor sofocante), dos jóvenes sorprendieron a una bella mujer, completamente desnuda, bañándose entre las cristalinas aguas (durmiendo entre las hojas de los árboles junto a un hermoso remanso) Ellos creyeron que era la hermosa mujer del bosque (una diosa o un encanto) por lo que dieron aviso a la policía de Tingo María (a los vecinos del lugar, cercanos al camino) No sabiendo quien era la mujer fueron a verlo. Al escuchar el canto y las voces nocturnas (la bulla y los ruidos) la joven se despertó. Al verse rodeada, huyó desesperada por el bosque (rápidamente se introdujo en las  cristalinas aguas del río) y desde allí, ante el asombro de los curiosos, les dijo:

E.- ESTE ES EL TÍTULO

1. – La diosa es un amor   2. – El amor de una diosa      3. – Amo a una diosa

F.- ANTES Y DESPUÉS

Son siete párrafos:

-Al enterarse que la hermosa joven salía a descansar a orillas del rí

-Todas las noches de luna llena, cual una diosa, salía a dormir a la orilla del río.

-Haciendo mil esfuerzos se zafó de las manos de sus captores

-Todo este encanto se rompió debido a la imprudencia de unos forastero

-Sólo quedó un recuerdo: El cuerpo petrificado de la Diosa del Amor.

-Quiero vivir en paz. ¡Aléjense!

-Ellos creyeron que estaba muerta

G- COMBATE

Preguntas:

1. Cómo estaba la mujer cuando la sorprendieron?

2. Qué pasó después que ella desapareció?

3. Qué ocurrió cuando la sorprendieron dormida?

4. Cómo quedó para siempre la Diosa del Amor

5. Cómo vivían las pavas blancas?

H.- Y DESPUÉS DEL FINAL, ¿QUÉ?

La continuación del cuento o finales distintos:

1. En ese instante la selva se llenó de murmullos y se oscureció. Ella se iluminó en medio de la oscuridad y acabó con todos los intrusos.

2. En ese instante la selva se pobló de una infinidad de animales y a la orden de la bella dama los fueron devorando uno por uno.

3. En ese instante la selva se iluminó y ella apareció resplandeciente, abrazó a su captor y le ofreció matrimonio, llena de amor.

4. En ese instante llegaron voces de todas partes. La selva era un concierto extraordinario. Los inmensos árboles empezaron a caminar, y dando saltos llegaron hasta ella. La cogieron con sus inmensas ramas y se la llevaron.tiene creación de textos y comprensión lectora.

 

TEATRO:

  • Zorro grande y zorro chico

Primera Edición 1989. La obra de carácter campesino tiene cuatro escenas. Para una segunda edición se preparó  una segunda obra: GRITOS DEL PUEBLO con ocho escenas.

Esta es una muestra de ZORRO GRANDE Y ZORRO CHICO:

ESCENA I

(SE ABRE EL TELÓN Y SE ENCIENDEN  LAS LUCES DE PENUMBRA. LOS COMUNEROS APARECEN SENTADOS SOBRE EL PISO)

VOZ. 1.-

( SE ESCUCHA EL PREGÓN DESDE AFUERA)

¡Comunkuna wiyayaaaaaaaaaaaayyy!:

¡Waraymi sequia pisaaaaay! ¡Lampa, barreta, macheteeeeee! ¡Tambucar tomaaaaaaaaaaaaaa!

COMUNERO 1.- Sequia hay que limpiar

COMUNERO 2.- Sucia está pues.

COMUNERO 3.- Poquito agua sale.

COMUNERO 4.- No se puede ni regar.

(TRANSICIÓN)

VOZ 2.- (DESDE AFUERA SE ESCUCHA OTRO PREGÓN)

¡Comunkuna wiyayaaaaaaayyy!:

¡Waraymi jochapisaaaaaaayyy! ¡Lampa, barreta,  macheteeeeee!  ¡Kuchko jochaaaaaaa!

COMUNERO 5.- ¡Estanquirán suciojá!

COMUNERO 1.- ¡Bastante tierra se ha llenado!

COMUNERO 2.- ¡Agua dura sólo hasta las once!

COMUNERO 3.- ¡Toda la noche, agua se pierde por jutún!

(TRANSICIÓN)

VOZ 3.- (DESDE AFUERA SE ESCUCHA EL PREGÓN)

¡Comunkuna wiyayaaaaaaaayyy!:

¡Waraymi jara tashaaaaaayyy! ¿Yauripampa jaraaaaaaa! ¡Común jaraaaaaaaaaaa!

COMUNERO 4.- ¡Cosecharemos maíz de comunidad!

COMUNERO 5.- ¡Mal año ha sido!

COMUNERO 1.- ¡Chiquitito, podrido, ¡Ismush jara!

COMUNERO 2.-  ¡Más que sea para gallina o chancho será pues!

(LOS CAMPESINOS, LUEGO DE ESCUCHAR Y HACIENDO ADEMANES DE DIÁLOGO ENTRE ELLOS, POCO A POCO SE VAN QUEDANDO DORMIDOS Y SE APAGAN LAS LUCES)

ESCENA II

(EL ESCENARIO ES EL CAMPO. SE ENCIENDEN LAS LUCES DANDO LA APARIENCIA DE UN SOL FUERTE. LOS COMUNEROS INGRESAN TRABAJANDO UNO DETRÁS DE OTRO)

COMUNERO 1.- ¡Ay wajtallau…! Me estoy envejeciendo en trabajo de comunidad.

COMUNERO 2.- Todos los años: sequia pisay, jocha pisay, camiñu pisay, jara muruy, papa muruy, jara tashay,  …¡Uuufff, no hay cuando acabar!

COMUNERO 3.- Trabajando vivimos.

COMUNERO 4.- Trabajamos como burros y sólo para gente.

COMUNERO 5.- Zorro de cuatro patas y zorro de dos patas, todos nos roban.

COMUNERO 1.- El más sinvergüenza es el zorro de ciudad.

COMUNERO 2.- Zorro grande es.

COMUNERO 3.- Justicia ni cárcel hay para ellos.

COMUNERO 4.-  ¿Nosotros? … ¡mansa paloma!, ¡Jodidos estamos!

 COMUNERO 5.- Respetando costumbre de comunidad vivimos.

COMUNERO 1.- Comisionado de gobierno llega: ¡Con banda lo recibimos! ¡Cuycito le damos!

COMUNERO 2.- Alcalde de provincia llega: ¡Con banda lo recibimos! ¡Gallinita le damos!

COMUNERO 3.- Subprefecto llega: ¡Con banda lo recibimos! ¡Pachamanca, cerveza, todo le damos!

COMUNERO 4.- Diputado, congresista llega: ¡Campana de Cabildo hacemos tocar! ¡Con banda lo recibimos!, ¡Pachamanca, locro, cuy, gallina, cerveza, todo lo hacemos comer y tomar!

COMUNERO 5.- ¡Bien cojudos somos! …Y a nosotros, ¿quién nos hace caso? …¡Nadie!

COMUNERO 1.- Cuando vamos a su pueblo, alzando su cuello como vicuña pasan!

COMUNERO 2.- En plaza o en restaurante, por sopita con papa partida nos cobran caro.

COMUNERO 3.- ¡Patroncito, voy quedar esta noche en tu casa!, cuando decimos (IMITANDO AL PATRÓN) «¡Haber cholito!: ¡gallinita, borreguita o conejito habrás traído!», nos dicen.

COMUNERO 4.- Cuando estamos en demanda, tinterillo dice: (IMITANDO AL TINTERILLO) «¡Oh, eso te cuesta caro, un toro o dos vacas, sino cholito, te mandan a la cárcel!»

COMUNERO 5.- ¡Ya carajo, basta de abusos!, ¿Hasta cuándo vamos estar así?, ¿Acaso no tenemos derecho igual que todos? ¡Hombre de campo, hombre de ciudad, iguales derechos tenemos! ¿Acaso no somos gente? ¡Acuerdo que sea desde hoy!:

-¡No habrá banda de música ni pachamanca para Subprefecto ni diputado, ni nadie!

TODOS.- ¡Acuerdoooooooo!

COMUNERO 5.- ¡No pagaremos con toros, vacas ni carneros a abogados ni tinterillos!

TODOS.- ¡Acuerdooooooooo!

COMUNERO 5.- ¡Todos haremos respetar derecho de comunidad!

TODOS.- ¡Acuerdoooooooo!

(POCO A POCO SE VAN APAGANDO LAS LUCES)

Continúan otras escenas…

 

OBRAS LÍRICAS:

  • La sangre arenga.-

  •  La primera edición se publicó en 1978.Todas las composiciones son de carácter social:

I N D I F E R E N C I A

Quisiéramos

acabar contigo,

INDIFERENCIA,

y en tu lugar

cobijar al amor

a la luz

y a la vida.

Quisiéramos

inyectarte

dosis de olvido

para que nadie

sepa

de tu existencia.

Quisiéramos

borrar tu faz

de nuestras mentes

para que ya nadie te conozca.

Quisiéramos invitar a la muerte

para que con sus

monstruosas escobas

barra tus últimas huellas.

Y cuando hayas acabado

quisiéramos ver a la vida

cantando

en cada casa

y

en cada corazón.

S A N G R E

La metralla

le partió el alma

y

ahí,

sobre la tierra,

cayó de espaldas.

La sangre

salió corriendo,                                                     

tibia,

rugiente,

e hizo un arabesco

obre el polvo

para encharcarse

sobre el hoyo.

El pueblo gritó:

-¡Carajo!

y cerró sus puños

asta ponerlos como hierro.

Miles de obreros

rugieron de rabia

y resueltos

desde las fábricas

salieron a las calles.

Miles de campesinos,

como huracanes,

bajaron desde las punas

y la cólera se regó

por las cumbres,

por los valles,

por los campos

y ciudades.

Todos,

con los puños en alto

y los pechos descubiertos,

desafiando a las balas

se volcaron a la lucha.

¡Qué importaba morir

si matar a la opresión

era lo primero!

Los gritos de ¡LIBERTAD!

subieron a los cielos

y se esparcieron sobre la tierra

bajo el sordo crugir de las balas.

Los heroicos combatientes

con los labios sangrantes,

escupiendo el plomo,

no se cansaban

de martillar

los cuerpos fugitivos

de quiénes

se alimentaban

con nuestra sangre;

luego,

cuando las balas

acabaron

sus entrañas,

sobre sus cadáveres

se levantó la TIERRA,

se erigió la CASA,

cantó el NIÑO

y la VIDA comenzó a renacer!

LA SANGRE ARENGA

Libro de poemas se publicó el 2014

 

HISTÓRICAS:

  • Tres momentos y una gloriosa historia .-

Es la historia de la hoy Gran Unidad Escolar Leoncio Prado.

TRES MOMENTOS Y UNA GLORIOSA HISTORIA

El primer colegio en antigüedad del departamento de Huánuco, no era posible que no tuviera una historia escrita. Es cierto que al escuchar a los viejos Mineristas y Leonciopradinos, a veces nos confundimos con sus narraciones que evocan nostalgias y recuerdos de los tiempos idos, pero también de s sus labios brotan tiernos sentimientos de amor para su Alma Máter y otras veces se matizan de alegría al recordar graciosas anécdotas ocurridas con sus condiscípulos, con sus auxiliares, profesores y directores.

Escribir la historia del Plantel era un deber ineludible, es por esa razón acudiendo a todas las fuentes posibles se ha compilado esta historia base, para los que quisieran seguir profundizando puedan hacerlo en el futuro.

En todo Aniversario casi frecuentemente se escucha la síntesis histórica del Plantel. Los profesores jóvenes recopilan datos de los más antiguos, para que cuando les llegue el turno de hacer uso de la palabra, repitan con ligeras variantes, y a veces un tanto distorsionada. Ante esta situación surgió la idea de escribir el presente libro, pero en el proceso de investigación se presentaron grandes inconvenientes.

En primer lugar no existían documentos para dar inicio al trabajo. En segundo lugar se desconocía el lugar donde podrían estar los documentos que se necesitaba.

En las vacaciones escolares de 1991, al empezar el trabajo sólo se consiguió un libro de actas correspondiente al año anterior: al continuar averiguando, encontré en el depósito del segundo piso una ruma de papeles y muchos documentos enterrados por el polvo.

En este lugar se consiguió gran parte de los libros de actas así como los documentos de los Bienes Inmuebles del Plantel.

En los meses posteriores tuve conocimiento de la existencia de otro depósito a donde habían sido llevados por los secretarios de aquellas épocas los documentos que les “estorbaban” la oficina. Efectivamente, de este lugar se recuperaron de entre el moho y la humedad muchos otros documentos apolillados y roídos por los ratones, entre ellos, los libros de actas, las memorias de los directores, las revistas de carácter científico, histórico, literario, pedagógico y musical, entre otras.

En la segunda mitad de 1992, cuando la obra estaba casi concluida tuve conocimiento de la existencia de un libro denominado: “El Libro de Oro”. Mi preocupación fue ubicarlo, y gracias al Director de aquel entonces tuve la suerte de contar con este precioso material. En 41 páginas, el Secretario del colegio de aquel entonces, Don Rafael Irigoyen gray, en un acta que empieza en la página 03 del 24 de mayo de 1929, narra en forma pormenorizada los festejos del centenario del Colegio, ya que el plantel fue creado por el Congreso Constituyente el 25 de febrero de 1828, cuya Ley fue promulgada por el Presidente José de La mar el 04 de marzo del mismo año; pero inició sus labores, recién el 24 de mayo de 1829. Es una síntesis ligerísima de la historia del Plantel, pero tan importante para todo aquel que desea investigar el pasado de esta gloriosa Gran Unidad Escolar. En los meses siguientes me enteré de lo curioso y anecdótico ocurrido con este libro. No se sabe cuándo, cómo  ni en qué circunstancias desapareció del  Plantel. Tampoco se sabe cómo llegó a parar en manos de los libreros del Parque santo Domingo, lo cierto es que el Prof. Leonardo Rosales, entre los libros que se vendían en el suelo ubicó y rescató el “Libro de Oro”, y como buen leonciopradino devolvió al Plantel.

Entre enero y febrero de 1995, al hacer otra revisión del depósito de archivos se consiguieron otros documentos sumamente importantes de los años 1885 y 1888. Uno de los que más destaca es la propuesta en la que aprueban la nominación de catedráticos para el Colegio de Huánuco, denominado COLEGIO DE CIENCIAS, que literalmente dice:

República Peruana

Ministerio de Estado del Despacho de Gobierno y relaciones Exteriores

Casa del Gobierno en Lima a 21 de Junio de 1828-9?

Señor

El Excmo. Señor Vicepresidente de la república a quien tuve la honra de elevar las propuestas que VE. El 24 del pasado para Catedráticos del Colegio de Huánuco, se ha servido aprobarlas con la indispensable calidad que ninguno gozará de dotación que le corresponda mientras no ejerzan el cargo que se los ha conferido.

Comunícolo a VE. Para su inteligencia y consiguientes efectos, suscribiéndome su atento

Servidor

                                   José Mº. Galdiano

D.D. Gregorio Cartagena

También se hallaron otros documentos con los cuales se elaboró cronológicamente la presente historia.

Estructuralmente la obra está dividida en tres partes: la primera, de los antecedentes históricos de Huánuco y los inicios de la educación es esta ciudad; la segunda, corresponde a la creación del Plantel y a su posterior desarrollo; finalmente, la tercera parte enfoca la etapa actual del Plantel y su proyección al futuro.

Precisamente, el nombre de TRES MOMENTOS Y UNA GLORIOSA HISTORIA obedece a las tres grandes etapas por las que ha atravesado  el Plantel hasta la fecha. La primera, desde su creación e inicios, denominada COLEGIO DE CIENCIAS; la segunda, la más prolongada y fructífera, desde cuando opta el nombre de ESCUELA CENTRAL DE MINERÍA; y la tercera, cuando pasa a denominarse COLEGIO NACIONAL “LEONCIO PRADO”.

TRES MOMENTOS Y UNA GLORIOSA HIOSTORIA es una obra que los leonciopradinos y también los huanuqueños debemos conocer, porque conocer la historia de esta gloriosa Gran Unidad escolar  “Leoncio Prado”, es conocer la historia de Huánuco, y por qué no decir, es conocer parte de la historia del Perú.

Primera edición 1995

 

ETNOLÓGICAS:

  • CANIS, Narrativa y Lírica Oral

Primera Edición. La obra desarrolla tanto las narraciones como la lírica cultivada en el distrito de Canis.

LA LÍRICA POPULAR

LOS  ARWIS

    En vísperas de carnavales, sobre todo cuando es buen año con abundante lluvia, grupos de mujeres se organizan en cada barrio, es así, cuando apenas cae la noche, un grupo de mujeres de uno de los barrios, ya sea de Piquipampa, Nucaycucho, Pacaycucho o Panteón ento­nan un arwi o harawi. Esta canción es respondida por el grupo de mujeres de otro barrio, y así se inicia la compe­tencia de barrio contra barrio.

Las mujeres, en coro, con voces sumamente delgadas entonan una canción agitando el aire con la palma de la mano a la altura de la boca para que las voces lleguen ondulantes a lugares más lejanos.

En esta competencia también intervienen los varo­nes, ya que al final de cada arwi, ellos acompañan con un fuerte y estentó­reo: ¡­Waaaaaaaajiiiiiiii….! o  japarida.

El ganador de la competencia es el barrio que entona los versos más diversos y hermosos; los que repiten los arwis o abandonan la competencia, pierden.

Esta es la relación de una pe­queña muestra de arwis  o harawis que me fueron proporcionados por las mismas personas conocedoras del tema:

(Por doña Gelacia)

Tarar tarar wayta                                                         Flor de tara, flor de tara

    waytallay                                                                        florcita linda

    ashengallaykita                                                            lo que has buscado

    tarirkutankitaq                                                              has encontrado

    way palomitallay                                                          ay palo­mita

    waytallay.                                                                         ay flor­cita.        

    -¡Waaaaajiiiii…!                                                             -¡­Waaaaajiiiii…!

    Wagarpa wagarpa wayta                                      Flor de llanto (bis)

    waytallay                                                                     florcita linda

    wajarja wajallay                                                     si quie­res llorar, llora

    wambra                                                                         muchachita

    way palomitallay                                                      ay palo­mita

    waytallay.                                                                    ay flor­cita.

    -¡Waaaaajiiiii…!                                                         -¡Waaaaajiiiii…!

    Clavelina                                                                     Flor de clavel

    clavel morado                                                           de color morado

    nakar cinta                                                                  cinta de nácar

    aurorita                                                                          aurorita

    way palomitallay                                                       ay palo­mita

    waytallay.                                                                    ay flor­cita.

            -¡Waaaaajiiiii…!                                                -¡Waaaaajiiiii…!

(Por doña Benita)

            Hermosa flor de granada                               Hermosa flor de granada

            waytallay                                                             florcita linda

            ashengallaykita                                                lo que has buscado

            tarirkutankitaq                                                has encontrado

            way palomitallay                                          ay palo­mita

            aytallay.                                                           ay flor­cita.

            -Waaaaajiiiii…!                                             -¡Waaaaajiiiii…!

(Por doña Zoila)

            Nakar nakar cinta                                         Cinta de nácar (bis)

            cintay morada                                                cinta morada

            ima wajaytaq                                                 qué clase de llanto

            sarikarkallaman                                            está conmigo

            way palomitallay                                         ay palo­mita

            waytallay.                                                      ay flor­cita.

            -Waaaaajiiiii…!                                            -¡Waaaaajiiiii…!

            Eucalipto rama                                              Rama de eucalipto

            tukturkuy                                                        florece por favor

            kuyturkur                                                        agachándote

            ñukirkur                                                          y levantándote

            tukturallamuy                                               florece para siempre

            waytallay.                                                      ay flor­cita.

            -¡Waaaaajiiiii…!                                            -¡Waaaaajiiiii…!

                Cinta morada                                              Cinta morada

            cintalla morada                                             cintita morada

            wajarja cholo                                                si quieres llorar cholo

            wajallay                                                          llora de unavez

            cristal vasuman                                           en un vaso de cristal

            waytallay.                                                      ay va­roncito.

            -¡Waaaaajiiiii…!                                          -¡Waaaaajiiiii…!

Segunda Edición 2003

 

  • HUANUCO: Identidad Cultural

Primera Edición 2006. La obra enfoca diversos aspectos de nuestra identidad. En el campo de la historia, acá va una pequeña muestra:

BREVE HISTORIA DE HUÁNUCO

ORIGEN DE LA PALABRA  HUÁNUCO

Existen varias teorías sobre el origen de la palabra Huánuco. Veamos:

           Fray Martín de Murúa dice que una coya incaica obsequió  a los habitantes de una inmensa pampa el «huanu o guanu» , es decir, el estiércol,  diciéndoles: «GUANUCO» ( abonen la tierra). El propio Murúa cuenta que cuando Huayna Capac estuvo en estas tierras, enfermó  gravemente, entonces su mujer dijo: «huanucummy  o guañunca» (se muere o morirá).

           El Monseñor Rubén Berroa dice que «el nombre primitivo indígena ha podido ser HUAÑUCCUY, que en castellano quiere decir MUÉRETE». Fundamenta su punto de vista manifestando que los españoles a sus moradores los llamaron  HUAÑUCCUYOS y no HUANUCUMIS.

           Huamán Poma de Ayala sostiene que en Huánuco Viejo, antiguamente se celebraba la fiesta del «Uauco» en honor al guanaco, por eso afirma que la palabra Huánuco proviene de la voz  «guanaco».

           José Varallanos sostiene  que proviene de «guanaco pampa» o pampa del guanaco, por la crianza de este auquénido, en tiempos primitivos, en aquella inmensa pampa. Este término, posteriormente, cambió por  «Guanaco Marca» o ciudad denominado guanaco. Simplificándose quedó «Guanaco». Los españoles pronunciaron y escribieron  «Guanoco», luego «Guanuco», después «Guánuco» y  finalmente «Huánuco»

HUÁNUCO: EN LA ÉPOCA PRE INCAICA

Se han encontrado testimonios arqueológicos, antropológicos, pinturas rupestres, términos lingüísticos, como huellas, de que estas tierras estuvieron habitadas por pequeñas etnias y hasta por naciones. Veamos algunos vestigios arqueológicos más importantes::

KÓTOSH: «EL TEMPLO MÁS ANTIGUO DE AMÉRICA»

Las primeras informaciones datan del 30 de julio de 1934, dadas por Javier Pulgar Vidal. En mayo de 1935 Julio C Tello hizo los primeros estudios de este importante centro arqueológico.

           Hacia 1958 se llevó a cabo la Primera Expedición Japonesa en busca de la raíz de la civilización andina, dirigida por el etnólogo cultural Eiichiro Ishida.

           En 1960 la Universidad de Tokio envió una Segunda Expedición Científica al mando del Prof. Seiichi Izumi, a quien acompañó el arqueólogo Toshinico Sono y el antropólogo Kasuo Terada. Después de tres meses de arduo trabajo hallaron las enigmáticas Manos Cruzadas, pieza arqueológica única en su género en América. Su antigüedad fue calculada a 4,200 A.C. Es una de las primeras evidencias de la arquitectura comunal o ritual.

En 1963, en la Tercera Expedición Científica, siempre al mando de Sheiichi Izumi, se descubrió en su integridad el templo, denominado el Templo de las Manos Cruzadas, considerado como el Templo más Antiguo de América.

SHILLACOTO

Ubicado en la primera cuadra del Jr. San Martín, en la ciudad de Huánuco. Fueron  excavados entre los años 1967 y 1969 bajo la dirección del Dr. Chiaki Kano y la colaboración de la Universidad Nacional “Hermilio Valdizán” y los miembros de la expedición de la Universidad de Tokio. Según la versión del Dr. Chiaki Kano se encontraron cuatro culturas distintas superpuestas:

           1.- En la cultura Shillacoto-Higueras lo que más sobresale  es la presencia de muchas tumbas como si fuera un cementerio común.

           2.- En la cultura Shillacoto-Kótosh se encontraron dos tipos de construcciones: El plano redondo y el rectangular.

           3.- En la cultura Shillacoto-Wairajirka, junto con la cultura Mito, encontraron una tumba cuya pared interior estaba cubierta de un revoque blanco pintado de rojo.

           4.- En la cultura Shillacoto – Mito, sus  planos son idénticos al del Templo de Kótosh-Mito, es decir, de forma rectangular con doble piso, y abajo un horno de donde salen una o dos chimeneas al exterior.

            El estudio del resto arqueológico Shillacoto es sumamente importante para esclarecer las relaciones entre las culturas Wairajirka y Mito.

  • CAJAMARQUILLA  I Centenario 1907 – 2007.-

Dedicado a los cajamarquillnos en el I Centenario de la creación del distrito de Cajamarquilla. Primera Edición 2007.

LEYENDA DE SU ORIGEN

Hay varias teorías a cerca de su origen:

Se dice que antiguamente este lugar fue habitado por tres ayllus: Los Ashaujirka, al norte; los Chaupihuaranga, al centro; y los Wanripampa al sur. Debido a que fueron atacados por una plaga, estos pueblos diezmaron y se unieron a los de Kashamarka. Años después los de Korpash, que vivían cerca al río Chinchis también se unieron a Kashamarka.

La otra versión es que la familia de los Huamán y los Aldave vivieron en Wamankoto. Debido a desavenencias entre las dos familias se dividieron. Los Huamán subieron a las alturas, a las faldas de kashapampa, más tarde Kashamarka, llevándose a la virgen de la Natividad. Por su parte, los Aldave, bajaron hacia las faldas de lo que hoy ocupa el pueblo de Canis y se llevaron a la Virgen de las Nieves. Se cuenta que ambas vírgenes eran hermanas que tenían su adoratorio en Wamankoto.

Como las hermanas se extrañaban y no se acostumbraban en cada uno de estos pueblos volvían permanentemente a Wamankoto o Wamanwaka.

     Tanto los Aldave como los Huamán, cansados de hacer retornar a sus vírgenes en solemnes procesiones, los encadenaron en el altar mayor de sus respectivas iglesias.

                Desde aquella fecha, las dos hermanas se separaron definitivamente y los llamaron «La Colocada».

Una última versión, cuentan que en el lugar que ocupa actualmente el pueblo de Cajamarquilla, antiguamente vivían los ayllus de  Korpash (Llipa) que se ubicaron en Wanripampa y los de Kashamarka (Cajamarquilla), en Ashaujirka y Cabracorral. Ambos ayllus dividieron al pueblo en dos mitades: Desde Cruz Calle al sur correspondía a los Korpash (llipanos), y de Cruz Calle al norte, a los kashamarkas (cajamarquillanos) Ambos ayllus compartían por igual los usos y costumbres, así como las fiestas patronales.

Siempre festejaban las fiestas de sus santos patrones en competencia y ninguno quería ser menos; hasta que, por desavenencias que ocurrieron en la fiesta del 28 de julio por motivo de la corrida de toros, los Korpash decidieron abandonar el pueblo y marcharse hacia Llipa (antigua Llipa) y de esta manera se separaron definitivamente.

Otros manifiestan que la razón fundamental para la separación fueron sus ocupaciones agrícolas. La gran mayoría de los llipanos tenían sus sembríos en la Pampa de Llipa. Al atardecer para volver a Cajamarquilla les era dificultoso por la lejanía. Sus faenas agrarias terminaban muy temprano para  volver a la población y más de las veces la noche les sorprendía en el camino. Por ello, para estar más cerca de sus sembríos hicieron sus ramadas en la antigua Llipa, y poco a poco levantaron sus casas, hasta que se convirtió en pueblo y se fueron definitivamente de Cajamarquilla.

Los llipanos dejaron sus casas; por eso, hasta ahora, permanecen con las puertas cerradas y abandonadas.

Libro Cajamarqui

NARRATIVA ORAL de la zona Sur de la provincia de Bolgnesi

Contiene leyendas de cómo aparecieron los primeros pobladores en las hoy provincias de Lauricocha  (Huánuco) y Bolognesi (Ancash); además contiene narraciones orales de la zona Sur de la provincia deBolognesi y también narraciones en quechua y castellano.

LEYENDA DE SU ORIGEN MÍTICO-ANDINO

PRIMERA VERSIÓN
Versión de Francisco Macarpari de la localidad de Cauri del ayllu de Yachas (Huánuco), hecha el 9 de marzo  de 1615. Esta leyenda trata de explicar el origen mítico-andino del dios Yana Román o Libiac Cancharco que representa al Dios Rayo, del cual provienen los yaros o llacuaces. Documento difundido por Augusto Cárdich en 1981.
Francisco Macarpari «… dijo que lo que sabe i a bisto este testigo como yndio antiguo y a oydo descir a sus antepasados que los yachas encomienda de doña Melchora de las Niebes vecina de la ciudad de Guánuco fundados en este dicho pueblo de cuyo ayllo y parcialidad es este testigo que en los bayles que acen y an hecho de la llaspa en la Upaca en la yrigua y en la llamaya en estos bayles de continuo ynbocan y adoran a Yanaraman al cual le dan por origen que un pueblo llamado guacras que era la parcialidad de los chucas los quales en aquel tiempo eran muchos y que un indio de este pueblo llamado Atunchuca andando a casa de vicuñas y benados en el cerro de rraco que sta en la llanada de bon bon allo una criatura pequeña enbuelta rrescien nacida que desian abia caydo del cielo y como el dicho Atunchuca no tubo hijos tomo el dicho muchacho Yanaraman para criarlo y dentro de cinco dias crescio de suerte que podia apasentar las llamas y como el dicho Atunchuca tenia gran suma de carneros de la tierra en el dicho pueblo de guacra le entrego sus llamas para que el dicho Yanaraman se las apasentase y estando en esta suerte conbirtiendose en leon yba comiendose el ganado y sabido por el dicho Atunchuca que el dicho su ganado yba a menos prometio de darle una buelta y con esto enbio un mensajero al dicho Yanaraman para que biniese con todo el ganado y como el dicho Yanaraman lo entendio llevo todo el ganado y se lo entrego y luego se fue y aunque le llamaban no quiso bolber y aunque el dicho Chuca (sic) las encerro muy bien en el dicho corral se salieron y se fueron tras del // asta un cerro llamado Pumas Catac donde el dicho Yanaraman encontro a sus hermanos llamado Carguapincollo y Carguamachaguay a los cuales el dicho Atunchuca yendo en seguimiento de su ganado allo juntos y el dicho Yanaraman muy enojado le dijo al dicho Atunchuca se fuese y llebase sus llamas y bolbiendolas a su casa el dicho Atunchuca se convirtieron en piedras las quales estan en Yanacallan tres leguas de este dicho pueblo en una llanada pequeña que por otro nombre llaman al dicho Yanaraman Llibiac Cancharco nombre dedicado al rayo y con esto dan a entender que un nombre y el otro es una misma cosa y así el dicho Chuca (sic) es adorado por que crio al dicho Yanaraman y por ello sabe este testigo que todos los yndios de este dicho pueblo de Cauri asi de la parcialidad de este testigo como de la de Juan Sanchez Falcon tienen de costumbre adorar por dios en sus bayles de la llaspa y en los demas que acen a Llibiac Binac Bilca questa media legua de este dicho pueblo poco mas o menos y el origen que los dichos yndios para ello tienen el que en tiempos pasados el lugar donde esta el dicho cerro en una llanada y que en la dicha llanada abia caydo un hombre del cielo y que luego aquella llanada fue creciendo y aciendose un globo grande de que se fundo el dicho cerro el qual dicho ombre que cayo del cielo dejo tres hijos llamados Raria Paucar y Callupa y Nabpara de los cuales se entiende que todos los de este dicho pueblo proceden a los quales y al dicho Binac Bilca han tenido hasta oi por su dios por que an creydo y creen que el dicho Binac Bilca se torno a subir al cielo donde esta el sol de manera // que el pueblo que tienen y creen y adoran los yndios deste dicho pueblo como dicho tiene asi antepasados como los que al presente hay a los quales ynbocan de ordinario en los dichos bayles que acen de la llaspa llamandolos santos de dios…..»

Don Francisco Marcapari contó lo que vio y lo que sabe de sus antepasados. Él era del ayllu de los yachas, encomienda de doña Melchora de las Niebes, vecina de la ciudad de Huánuco. Este indio dijo que en los bailes de la llaspa, la upaca, la yrigua y la llamaya invocan y adoran a Yanaramán, el mismo que tuvo su origen en el pueblo de Guacras, de la parcialidad de los chucas que en aquellos años eran muchos. Precisamente un indio de este pueblo llamado Atunchuca, cuando un día andaba cazando vicuñas y venados en el cerro de Racco ubicado en la meseta de Bon bon encontró una criatura recién nacida que había caído del cielo. Como Atunchuca no tenía hijos se llevó a esta criatura llamada Yanaramán para criarlo. Dentro de cinco días el niño había crecido y ya podía apacentar las llamas. Como Atunchuca tenía una gran cantidad de llamas en el pueblo de Guacras, entregó a Yanaramán para que lo cuidase. En su trabajo diario de pastoreo se convertía en puma se los comía a las llamas. Atunchuca al conocer la noticia que sus ganados en vez de aumentar disminuían cada vez más, envió un mensajero para que Yanaramán devolviese todo el ganado. El joven al escuchar al mensajero llevó todo el ganado y se lo entregó, luego se marchó. Aunque le llamaban no quiso volver. Los ganados, a pesar de estar bien encerrados dentro del corral saltaron los muros y se fueron tras Yanaramán. Por su parte Atunchuca fue tras su ganado hasta el cerro llamado Pumas Catac, donde Yanaramán encontró a sus hermanos Carguapincollo y Carguamachaguay. Yanaramán al notar la presencia de Atunchuca, muy enojado, le dijo que se llevase sus ganados. Atunchuca así lo hizo, y cuando volvía a su casa vio que los hermanos se habían convertido en piedra en el lugar llamado Yanacallán, a tres leguas de Guacra. Este lugar que es un llano pequeño también recibe el nombre de Yanaraman Libiac Cancharco, nombre dedicado al rayo. Con esto dan entender que Yanaramán y Libiac Cancharco son una misma persona.

Después de estos sucesos, Atunchuca fue adorado por haber criado a Yanaramán. A través de este testigo se sabe que todos los indios del pueblo de Cauri, del ayllu yachas y de la parcialidad de Juan Sánchez Falcón adoran al dios Yanaramán en sus bailes de la llaspa y en todos los actos en honor a Libiac Binac Bilca que se encuentra a media legua de Cauri. Sobre el origen de Binac Bilca (Winaq Willka) dicen los indios que ocurrió en tiempos pasados, y para ello cuentan la leyenda que sobre la «llanada» (valle no tan amplio), había caído del cielo un hombre en forma de un globo, luego creció tan grande y se transformó en un cerro. Ese hombre caído del cielo tuvo tres hijos llamados Raria Paucar, Callupa y Nabpara, los mismos que poblaron los diferentes pueblos que ahora existen. A Binac Bilca (Winaq Willka) han tenido por dios hasta ahora porque dicen que volvió a subir al cielo donde está el sol. Por eso los indios de Cauri creen y adoran a Binac Billca. Invocan en sus bailes de la llaspa y los llaman santos de dios…

Canis Prov Bolognesi

EL ÁNGEL DE POMACUCHO y otros cuentos

Es un conjunto de cuentos de la narrativa oral de la región Huánuco.

EL ANGEL DE POMACUCHO

Pomacucho – Churubamba

A Cástulo Cloud Zevallos.
Versión recogida de Víctor Dionicio.

Selvino Encarnación había nacido en Tucuwaganán, ubicado entre Lliwarachi y Tambo de San José. Éste último era hace muchísimos años una hacienda donde había un convento regentado por la Madre Tomasa y la Madre Paulina, que eran monjas dominicas. Desde allí, además de administrar la hacienda, catequizaban a los indios. Las monjas al encontrarse con Selvino, un niño despierto e inteligente, decidieron traerlo a Huánuco para que continuara sus estudios.
El niño, progresó tan rápidamente y en poco tiempo ya era acólito y aspirante a sacristán. Ayudaba con mucho empeño a los sacerdotes y se pasaba horas y horas leyendo la Biblia.
Sin darse cuenta había llegado a ser joven, entonces decidió volver a su pueblo.
Un domingo, mientras la gente discutía los problemas comunales en la plaza de Pomacucho, Selvino se presentó disfrazado de acólito, con su túnica blanca e inmensas alas, semejante a un ángel. La sorpresa fue tan grande para toda la población. Aprovechó el pánico y sin inmutarse les dijo:
—No me tengan miedo. Yo soy el enviado de Dios. He venido del cielo.
Todos, incrédulos miraban al recién llegado. El «ángel» para reforzar su afirmación les mostró las palmas de sus manos que estaban ensangrentadas y les dijo levantando los brazos:
—A mí, Dios me llevó al cielo y ahora me ha enviado a Pomacucho para predicar su palabra.
Las palmas de sus manos, efectivamente, estaban ensangrentadas y las llagas eran visibles.
Selvino, lo había hecho de a propósito, quemándolas con fierro caliente.
Como la gente aún no creía, volvió a repetir:
—Yo he bajado del cielo. ¡Aquí están las llagas tan igual como las de Cristo!
Toda la gente comprobó que las llagas eran verdaderas y creyeron que era un ángel bajado del cielo y empezaron a venerarlo.
Él les contaba: «Cuando yo estuve en Huánuco Dios me escogió y me llevó al cielo. Allá todos viven en santidad. Un día nuestro Gran Padre me dijo: Anda a la tierra y predica mi palabra»
Algún incrédulo de entre la multitud preguntó:
—Y, ¡cómo has bajado del cielo!
El «ángel», sin inmutarse, respondió:
—¿Ustedes conocen Cuyao? Es un pozo grande, abajo en el río. Con la velocidad que venía del cielo, caí en Cuyao, en medio de las aguas. De ahí estoy viniendo.
Entonces toda la gente creyó y lo hospedaron en la iglesia y le prendieron velas como a un santo.
La noticia se regó por todos los pueblos, y curiosos llegaron a conocer al «ángel» los de Tambo de San José, Lliwarachi, Sirabamba, Tambogán, Llacón y otros pueblos. Hasta los de Huánuco fueron llevándole flores y velas. La iglesia de Pomacucho se convirtió en el centro de reunión de los fieles. Las velas y los cirios ardían día y noche, mientras el «ángel», sentado, reposaba en un pequeño altar.
Días después le construyeron unas hermosas andas porque él les había manifestado su deseo de visitar las iglesias de Quera, Choquecancha, Sirabamba, Llacón y todos los pueblos.
En las andas llenas de flores, velas y cirios, en procesión los llevaban a los pueblos que él deseaba.
En una ocasión fueron al pueblo de Llacón y los del lugar, incrédulos, no quisieron recibirle. El «ángel» sin pronunciar palabra alguna inició su retorno a Pomacucho, en ese instante cayó un rayo del cielo sobre el pueblo. Los llaconinos, hombres y mujeres, arrepentidos corrieron tras el «ángel», le pidieron disculpas y en procesión lo condujeron hasta su iglesia.
Como durante las noches, en la iglesia de Pomacucho, se sentía solo, ordenó a todos los pueblos que organizaran la danza de las Pallas.
A partir de aquella vez el «ángel» era venerado con cantos y alabanzas de las pallas acompañados con arpas y violines, por lo que el «ángel» se sentía complacido y satisfecho.
Con el correr de los días, cuando llegaba la noche, el «ángel» ordenaba desde su pequeño altar:
—Todos los hombres descansen ya; sólo que se queden las pallas, cantando.
La gente obedecía a su «ángel» Y así, él mismo cerraba la puerta de la iglesia y se aprovechaba de las mujeres. No contento con esto ordenó que también los otros pueblos llevaran sus danzas.
Los pueblos obedecieron. Unos llevaron la danza de las pallas, otros, la jija wanka, el aukin danza, el toro danza.
Cuando los danzantes varones ingresaban a la iglesia, el «ángel» se enojaba y les decía que solamente quería a las Pallas. Como los fieles le tenían un gran respeto, obedecían sin protestar.
De día se alimentaba sólo con leche pura. Los otros potajes preparados con carne de gallina, cuy y otros animales los mandaba guardar para la noche. Así, apenas anochecía, como de costumbre, cerraba la puerta de la iglesia y empezaba el banquete con todas sus pallas.
Esta misma costumbre se repetía en las iglesias de los demás pueblos que visitaba.
La noticia había llegado a Huánuco. El Obispo no se explicaba lo que estaba sucediendo. Los fieles al «ángel» aumentaban, incluso los de Huánuco hacían peregrinación hasta Pomacucho.
Como los hechos eran evidentes, el Prefecto y la Gendarmería de aquella época coordinaron para apresar al impostor y conducirlo a Huánuco. Con ese fin los gendarmes fueron a Pomacucho.
Ese día la plaza estaba repleta de fieles. El «ángel», en medio de la multitud, salió en procesión sobre sus andas, hacia el poblado de Choquecancha. Cuando ya llegaban a Pukaloma, a unos dos kilómetros de Pomacucho, los fieles se enteraron que habían llegado al pueblo media docena de gendarmes bien armados. Poco después se aparecieron y estando ya cerca al «ángel» dispararon al aire. Los fieles al oír los disparos huyeron despavoridos. Al verse casi abandonado, el «ángel» se bajó de sus andas y corrió con dirección al río, seguido de medio centenar de creyentes. Cuando llegaron al pueblo de Garbanzo les dijeron que los gendarmes estaban cerca de ellos; entonces, pasaron de prisa hasta llegar a la punta de Pishgokalla; luego, se dirigieron al pueblo de Rondos, bajaron casi rodando por las quebradas de Jactay, tomaron la ruta del río Higueras hasta llegar al puente de Tingo. Los gendarmes, luego de una tenaz persecución, lograron alcanzarlo en la hacienda de Cayhuayna, lo capturaron y lo condujeron preso a la Gendarmería.
Luego de las investigaciones seguidas comprobaron que Selvino se había aprovechado de la ingenuidad de sus paisanos para hacerlos creer por un ángel bajado del cielo. La culpa mayor fue haberse burlado de las mujeres, porque las Pallas, después de los nueve meses, trajeron al mundo a los pequeños selvinitos.
Por los delitos de falsedad, herejía y violación de mujeres, el Ángel de Pomacucho, fue condenado a la pena de cárcel y años más tarde fue enviado a Lima, como conscripto, para servir a la patria.

libro-angel-de-pomacuch